Actualización obligatoria: por qué tendrás que pagar para usar Windows 10 a partir del 2025

Actualización obligatoria: por qué tendrás que pagar para usar Windows 10 a partir del 2025

Microsoft asegura que se deberá pagar Windows 10 a partir del 2025. Conoce cuáles serán los precios fijados.

Emilio Murgo

Emilio Murgo

Microsoft cesará el soporte para Windows 10 a partir de 2025, pero esto no implica el fin definitivo del sistema operativo. Los planes de Redmond para Windows 10 incluyen su continuación más allá de esa fecha, ya que esta versión del sistema operativo alcanzará los 10 años en 2025, lo que ha contribuido a su amplia adopción en entornos empresariales y en computadoras personales.

Esta situación hace que migrar de Windows 10 sea una tarea complicada y poco factible, otorgando a Microsoft una posición de poder que la compañía planea aprovechar. Redmond tiene la intención de introducir un modelo de pago para el uso de Windows 10 a partir de 2025, marcando la primera vez que la empresa permitirá a los usuarios individuales pagar por soporte extendido.

Los precios finales para los usuarios aún no han sido revelados. Microsoft ha compartido únicamente en su blog oficial los costos que las compañías deberán abonar para continuar con el uso de Windows 10 o, más específicamente, para prolongar el respaldo de actualizaciones de seguridad mediante ESU (Actualización de Seguridad Extendida).

Las empresas deberán abonar $61 dólares por dispositivo durante el primer año.

Estos serán los precio que tendrás que pagar por Windows 10 en 2025

Para mantenerse protegidas al emplear Windows 10, las empresas deberán abonar $61 dólares por dispositivo durante el primer año. Sin embargo, este valor no es definitivo. Con el transcurso del tiempo, dicho costo aumentará. A continuación, examinaremos el desglose de estos precios:

  • En el segundo año, el precio se duplica, alcanzando los $122 dólares.
  • Para el tercer año, el costo se incrementa aún más, llegando a $244 dólares.

En total, el soporte por tres años asciende a $427 dólares o su equivalente de 393,44 euros al cambio. Este será el límite para aquellos que opten por mantenerse en Windows 10. Es importante señalar que estos precios son para empresas; Microsoft aún no ha anunciado las tarifas para usuarios individuales.

Es evidente que Microsoft está incentivando a las empresas a migrar a Windows 11.

Es evidente que Microsoft está incentivando a las empresas a migrar a Windows 11, sin embargo, este proceso no es tan simple como parece y podría representar un desafío significativo para muchas empresas con un gran número de dispositivos en su infraestructura.

Para aquellos usuarios que posean dispositivos con Windows 10, se sugiere encarecidamente actualizar siempre que cumplan con los requisitos para Windows 11. Esta nueva iteración del sistema operativo de Microsoft presenta una amplia gama de ventajas y mejoras en cuanto a seguridad.

Ahora solo nos resta aguardar el anuncio de los precios por parte de la empresa de Redmond para los usuarios individuales y determinar si estos se equiparan a los establecidos para el ámbito empresarial o, por el contrario, resultan ser inferiores a lo anticipado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?