Hideo Kojima: por qué este revolucionario desarrollador de videojuegos es tan amado y odiado

Hideo Kojima: por qué este revolucionario desarrollador de videojuegos es tan amado y odiado

Conocido por ser el director de la saga de Metal Gear Solid, Hideo Kojima es más querido por el público que por las grandes empresas.

Redacción Mdtech

Uno pensaría que la persona detrás del éxito de Metal Gear Solid sería amado por toda la industria de los videojuegos. Sin embargo, Hideo Kojima es considerado por las empresas desarrolladoras del mundo gamer una persona polémica. Con una tensa relación con Konami, empresa donde dio lo mejor de su trabajo, la imagen de este desarrollador de videojuegos varía entre la de un genio y un loco.

¿Cómo es que el creador de la saga Metal Gear Solid que le hizo a Konami vender más de 56 millones de copias en todo el mundo está peleado con la empresa japonesa? Todo parece remotarse al 2015, cuando Kojima estaba produciendo el tan esperado Metal Gear Solid 5.

Al parecer, la sensibilidad artística de Hideo Kojima, sumado a su perfeccionismo, hizo que la producción del juego durara mucho más de lo esperado, dividiendo el título en dos partes. Todo ese esfuerzo no se vio reflejado en los números de ventas, ya que a pesar de haber sido alabado por la crítica, no estuvo entre los más vendidos del año. Fue ahí que la relación entre Kojima y Konami se terminó, lo cuál vino aparejado de un boicot digital de miles de usuarios bajo el lema de #FuckKonami. Boicot que tuvo a personas como Guillermo del Toro como protagonistas.

Es que a diferencias de sus otros colegas orientales, Hideo Kojima es un hombre muy conocido en el mainstream de occidente. Fanático del cine, sus trabajos son considerados por muchos como obras cinematográficas jugables, lo que hizo ganar admiración por parte de varias estrellas de Hollywood. En sus redes sociales, Hideo Kojima casi no habla de juegos, sino que habla de cine todo el tiempo.

Konami canceló un nuevo juego de la saga Silent Hill, que prometía tener como protagonistas a Guillermo del Toro y Norman Reedus. Por lo que en busca de nuevos desafíos, Sony firmó un pacto con Hideo Kojima para la producción de su nuevo juego llamado Death Stranding.

Con una máquina de captura de movimientos, el desarrollador contó con Norman Reedus, del Toro, Nicolas Winding-Refn (director de Drive), Margaret Qualley, Conan O’Brien, Geoff Keighley, Lindsay Wagner, Léa Seydoux y Madds Mikkelsen dentro de su nuevo título. Sin embargo, y a pesar de la gran inversión de Sony, el juego no cumplió con las expectativas comerciales y hasta tuvo que negociar con Microsoft, eterno rival de la empresa japonesa, para que pueda ser vendido en sus consolas.

Ahora, Hideo Kojima está en una extraña posición, donde sigue considerado como un genio en el mundo de los videojuegos, pero también, una complicación. ¿El beneficio de la creatividad y las conexiones del creador de Metal Gear Solid iguala las contras de sus largos tiempos de trabajo y los excesos presupuestarios de sus obras? Eso solo el futuro resolverá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?