Esta es la verdad sobre la polémica fotografía que publicaron de Kate Middleton

Esta es la verdad sobre la polémica fotografía que publicaron de Kate Middleton

Crece el misterio en torno a la foto de la princesa. Encuentra algunas claves en esta nota.

Elizabeth Montecinos

Elizabeth Montecinos

Una nueva polémica en torno a la realeza ha surgido en las últimas semanas. Los príncipes de Gales, miembros de la familia real británica, publicaron el 10 de marzo una fotografía tomada supuestamente por el príncipe Guillermo, en la que aparece Kate Middleton y sus 3 hijos. Esta es la primera imagen pública y oficial desde su cirugía abdominal en enero y en medio de varias teorías conspirativas sobre su ausencia. 

Tras la publicación de la foto, varias agencias internacionales retiraron la foto de sus portales al considerar que estaba editada. Luego, al día siguiente, en las redes sociales de los príncipes se compartió un mensaje firmado por “C”, que podría interpretarse como Catherine, el nombre de Kate, en el que admite haberla editado ella misma y pidió disculpas.

Esta es la foto en cuestión

Esta es la primera foto de Kate Middleton desde su cirugía. 

Lo cierto es que miles de usuarios en las redes sociales comenzaron a conjeturar respecto a esta imagen y encontraron varios puntos a analizar. Por ejemplo: el reflejo inconexo en la ventana del pomo de la puerta que no coincide por su ubicación, la mano con la que agarra Kate al príncipe Louis está borrosa, la trama irregular del estampado del sweater y la forma de los dedos del príncipe Louis, la discontinuidad en algunas líneas del suelo, el pelo difuminado de Kate Middleton en varias partes, el cierre de la chaqueta gris de Kate se pierde en el cierre de arriba, Kate posa sin su anillo de casamiento en la mano izquierda. Estos son algunos de los detalles que llamaron la atención de todo el mundo.

Lo cierto es que la última vez que se vio a Kate Middleton fue en Navidad. Dos días antes de fin de año, una ambulancia con custodia policial la trasladó al sanatorio y no se supo demasiado sobre su estado de salud hasta después de 20 días cuando la Corona reveló que fue sometida a una cirugía abdominal, que le demandaba dos semanas de recuperación. Según trascendió, no la visitaron ni sus padres, ni su hermana, ni sus hijos, solo su marido. Entonces comunicaron que su recuperación le llevaría un mes y que se quedaría en una de las viviendas de la realeza para aparecer nuevamente en público en el mes de abril.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?