Esto sucede cuando apagas tu Smart TV desenchufándolo y no utilizas el botón del control remoto

Esto sucede cuando apagas tu Smart TV desenchufándolo y no utilizas el botón del control remoto

Cuida de la vida útil de tu televisor y no lo apagues desconectándolo de la electricidad.

Walter Vasquez

Walter Vasquez

Quienes tienen un Smart TV en casa deben saber con precisión cuáles son los cuidados necesarios para que la vida útil del dispositivo sea extensa y se eviten daños inesperados. Sin embargo, lo que pocos conocen es que existen un mal hábito que casi todos repiten: apagar el televisor inteligente desde la toma eléctrica, es decir, desenchufándolo.

Quizás por pereza de buscar el control remoto o porque este pequeño accesorio está dañado, cada vez más personas acuden a apagar su televisor inteligente desconectándolo abruptamente. Estas personas ignoran el daño que pueden causarle al artefacto y a continuación te contaremos qué sucede realmente.

¿Qué pasa si apago mi televisor desenchufándolo?

De acuerdo al testimonio de especialistas, los televisores inteligentes funcionan con pequeños y sensibles componentes y piezas, las cuales nos permiten por ejemplo ver contenido en streaming, acceder a Internet y escuchar en alta calidad. Estas tecnologías son susceptibles a daños si el apagado no se realiza de la manera adecuada, es decir, desde el control remoto o incluso desde el botón que viene incorporando en casi todos los televisores (generalmente en el margen derecho o en la parte inferior del Smart TV).

Según expertos, todo televisor inteligente trae el modo Stand-By, indicado por una luz roja. Esto indica que el artefacto está conectado a la electricidad y está apagado, gastando muy poca energía. Se trata de una funcionalidad que permite al televisor realizar ciclos de compensación destinados a preservar la calidad de la imagen, manteniendo la uniformidad y longevidad de los píxeles en la pantalla.

Apaga tu Smart TV del control remoto.

Entonces, cada vez que apagamos el Smart TV del control remoto, el artefacto queda en modo Stand-By, realizando los ciclos de compensación. Sin embargo, cuando los desenchufamos para apagarlos, no queda en modo Stand-By, por lo que no está conectado a la electricidad.

Si desenchufamos repentinamente podría desencadenar un cortocircuito, afectando tanto al interior del dispositivo como al toma corriente, comprometiendo no solo la funcionalidad del televisor inteligente, sino también la seguridad del hogar. Por lo tanto, cuando ya no veas televisión, debes apagarlo del control remoto para que no se rompa y sigan los ciclos en modo Stand-By.

Cuida de tu televisor inteligente apagándolo corrrectamente. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?